L.-V. 9.00am-7.00pm S. 9.00am-1.00pm

+507 831-1446/6406-8686

Top

Padres en casa

Padres en casa

Cada año que se celebra el día del padre, me gusta encontrar la forma en como homenajearlos de alguna manera. Soy fiel creyente de la coparentalidad y de sus beneficios ya pesar de que hay avances en la comunicación de la información en temas de parentalidad, creo que en nuestra sociedad todavía hay ciertos temas que quizás no se hablen tanto como otros sobre la crianza de nuestros hijos.
Hace poco leía sobre los “Stay-at-home dads”. Realmente si lo buscas en español, no vas a encontrar una traducción exacta ni mucha información. Utilizaré el termino “padres en casa”. Otra manera de llamarlos es “amo de casa”. ¿Qué raro se escucha el termino “amo de casa” verdad? En lo personal nunca me acostumbre al termino “ama de casa” tampoco y suelo no usarlo. Sea como lo queramos llamar, es algo que estamos viendo mucho más en países norteamericanos, europeos entre otros.
Hacer, desayuno, tareas domésticas, llevar los hijos al colegios, hacer la compra entre otros, son algunas de las actividades de un padre en casa pero es mucho más que eso. Es más, existen muchos estereotipos de los “padres en casa” que deben enfrentar tales como: “Debe ser que perdió su trabajo”, “Debe estar desmotivado”, “Está baby-sitting”, “Seguro ve televisión todo el día”, “Mamá lo haría mejor” entre otros. Sin embargo en una encuesta realizada por carreerbuilder.com el 40% de los padres, quisieran estar en casa con sus hijos y si no en su totalidad, por lo menos medio-tiempo.
Yo decidí hacer mi pequeña encuesta en mis redes en Panamá, y a pesar de que no tienen validez pues la muestra no es representativa (n= 30 participantes), me brindó algo de información: el 58% de los encuestados conocían un full-time padre en casa en Panamá, el 66% conocían un papá que dedicaba varias horas al día para compartir sea haciendo tareas domésticas o pasando tiempo con sus hijos y solo el 20% expresó querer ser un padre-en-casa (Ojo, en está ultima, por alguna razón votaron también las mujeres; queda a interpretar). Lo que puedo resaltar es que ya la imagen de la mujer en casa y el hombre trabajando todo el día sin ver a sus hijos hasta la noche está cambiando y en la medida donde se apoye más la implicación libre del hombre en su hogar, se notarán beneficios a largo plazo en el bienestar de este tipo de familias.
La ciencia poco a poco nos está mostrando que hijos que tienen la oportunidad de recibir cuidado, calidez, atención y conexión con sus padres apropiadamente desde el nacimiento hasta los primeros años de edad, puede tener un impacto en su cociente intelectual, en desarrollar un apego sano en general y los que tienen padres atentos durante la adolescencia, puede disminuir notablemente conductas delictivas, menos promiscuidad y relaciones más sanas con sus parejas.
Al final ser “padre en casa” es una decisión, y ante cualquier duda siempre digo que calidad deja huellas más profundas que cantidad, y si la intención de compartir y acompañar es sostenida e ininterrumpida en el tiempo que se de, el resultado siempre será positivo. Lo cierto está es que las madres pero también los padres son los mejores maestros de sus hijos, y el involucramiento de papá en la crianza de sus hijos y el cuidado del hogar será cada vez más reforzado positivamente. Eso si, en la medida que nuestra sociedad permita la expresión de esa masculinidad, que por mucho tiempo ha sido callada pero no promoverla sería ir en contra de nuestra naturaleza humana. ¡Feliz día papá!

Share

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.